Con el aumento de los precios del papel higiénico, el bidé 'Butt Buddy' podría ser su plan B