La pandemia aumenta la desigualdad y la pobreza en América Latina