El CEO que les dio a sus empleados un salario mínimo de $ 70,000 dice que los ingresos de su empresa se triplicaron