Rusia hundió un observatorio de neutrinos en el lago más profundo del mundo