Manteniéndolo elegante: Spirit Airlines usa el escándalo de fotos de celebridades desnudas para vender boletos