Clara Louise, una ex trabajadora de limpieza, es ahora una modelo que acaba de conseguir un contrato con Gucci