El multimillonario de Bitcoin Cameron Winklevoss dice que el oro podría ser el próximo juego