Amazon contrata un ejército para defenderse en Twitter