Una ciudad de Japón decidió gastar $ 230,000 en fondos de ayuda del Covid-19 en un artículo extraño