Un hombre de 90 años pagó 200 mil pesos por quejarse de AT&T en un anuncio de periódico